U.I.O.G.D.

UT IN OMNIBUS GLORIFICETUR DEUS (Santa Regla 57, 9)

Que Dios sea glorificado en todas las cosas



O LA VERDAD ES ENTERA O NO ES VERDAD

Páginas

martes, 2 de junio de 2009

Los Templarios veneraban el Santo Sudario y por eso fueron difamados.

Nos resulta muy interesante el hecho de que se desprenda del hallazgo hecho por esta joven historiadora italiana, el poder afirmar basados en fuentes históricas, ya no especulativas que los templarios custodiaron a lo menos durante un siglo La Sabana Santa de Turín; antecedente que viene a llenar uno de los periodos "en blanco" que se tenían de la sindone. Pero no es todo, junto con esto se nos da antecedentes históricos, solamente especulativos o referenciados a leyendas antojadizas para destruir dos grandes mitos, el de Dan Brown autor de la saga impresa y fílmica "El Código da Vinci", que sitúa los templarios como centro de grandes fabulas esotéricas buscando siempre un "algo oculto" que la Iglesia quiere esconder a todos y a refutar también el supuesto motivo por el cual los templarios se habrían unido a la masonería en la infame conjunción de logias llamada iluminatis.
Basado en un articulo visto en : cienciaconfirmaigreja La traducción es de Gladius.


Afirma una historiadora del Archivo Secreto Vaticano


Una ciencia de la que se oye hablar poco, es la Diplomática(Estudio científico de los diplomas y otros documentos), es el "conjunto de conocimientos y métodos con el objetivo de probar lo fidedigno y autentico de los documentos. A lo largo del tiempo y la evolución de un sofisticado sistema de ideas sobre la naturaleza de los mismos, su origen, su composición, sus relaciones con las acciones y personas a ellos conectadas y su contexto organizacional, social y legal"

Esta científica presenta resultados que dan que hablar.

En un articulo aparecido en el diario del Vaticano
"L'Osservatore Romano” Barbara Frale, investigadora del Archivo secreto Vaticano, defiende que los caballeros de la orden del templo, los templarios, fueron los custodios del santo sudario de Turin durante el siglo XIII. Y más aun, que ellos lo veneraban con una particular devoción.

Frale se apoya en documentos que la Santa Sede conserva en sus archivos y que ahora especialistas están publicando.

La versión según la cual los templarios adoraban una cabeza barbada no pasaban de ser una difamación. Esta fue promovida por el inicuo Rey de Francia Felipe IV, el Hermoso, como intento de cerrar la orden y apropiarse de sus bienes.Esto habría ocurrido en 1307 con la anuencia del Papa Clemente V.

Luego de un polémico y rápido proceso, Jacques de Molay, Gran Maestre templario fue quemado vivo en París junto a mas de 137 monjes-guerreros.

Ellos reclamaron su inocencia hasta el ultimo momento. Los bienes fueron confiscados por el Rey y eclesiásticos.

La autora del artículo se especializo en la polémica existencia de los templarios. Este caso, en el tiempo ha hecho correr abundante tinta en muchos escritos.
El articulo de la Dra. Frale "Los templarios y el sudario-los documentos demuestran que el preciado lienzo fue custodiado y venerado por los caballeros de la orden en el siglo XIII" , y es un anticipo de su libro que será publicado en el próximo verano europeo.

Frale ya publicó: "“L'ultima battaglia dei Templari. Dal codice ombra d'obbedienza militare alla costruzione del processo per eresia” (Roma, Libreria Editrice Viella, 2001); “Il Papato e il processo ai Templari. L'inedita assoluzione di Chinon alla luce della diplomatica pontificia” (Roma, Libreria Editrice Viella, 2003); “I Templari” (Bolonha, Il Mulino, 2007); “Notizie storiche sul processo ai Templari” (in “Processus contra Templarios”, Cidade do Vaticano, Archivio Segreto Vaticano, 2007).

La Orden nace en Jerusalém poco después de la primera cruzada. Ella se dedicaba a defender a los cristianos en Tierra Santa.

Su nombre original era "Pobres Hermanos de Cristo y del templo de Salomón" por que instalaron su primera sede sobre las ruinas del palacio del Rey-Profeta.

La Regla de los Caballeros-monjes fue aprobada por el Concilio de Troyes en 1229. San Bernardo de Clarabal elogió grandemente el estilo de vida de los hermanos-soldados.

Rápidamente la orden se convirtió en la más poderosa e ilustre de la Cristiandad medieval.

Era una columna que defendía militarmente las fronteras de la Cristiandad y mantenía el combate en contra del invasor islámico.

En el año de 1287 un joven de nombre Arnaut Sabbatier ingreso en la orden del templo. En una ceremonia, Arnaut fue conducido a un recinto al que sólo se permitía el acceso a los monjes-soldados del Templo.

Ahí le fue mostrado un lienzo de lino que tenía impresa la figura de Nuestro Señor. El la beso ritualmente tres veces a la altura de los pies.

El documento está en el proceso contra los templarios. Según Barbara Frale, se trataba del Santo Sudario de Turín.

El histórico, y hoy muy estudiado sudario, la más famosa reliquia da Cristiandad abona la teoría.
En 1978 el historiador de Oxford, Ian Wilson, reconstruyó el recorrido del sagrado lienzo, pasando por el saqueo de la capilla de los emperadores de Bizancio durante la cuarta cruzada en 1204.

Entre las calumnias promovidas por el Rey de Francia estaba la de adorar un misterioso "ídolo": una cabeza con barba. Mas Wilson concluye que se trataba, en realidad, del Santo Sudario.

Para Wilson, los años en que no se tiene noticia del paradero del Santo Sudario corresponden al período en que la reliquia fue custodiada en el mayor de los secretos por los Caballeros Templarios.



Los templarios, agrega la Dra. Barbara Frale, promovieron liturgias especiales de la sagrada reliquia, ellos tocaban elementos de su hábito en el Santo Sudario para pedir protección contra los enemigos en el campo de batalla.

La forma de devoción practicada por el joven templario Arnaut Sabbatier es idéntica a la que practicó San Carlos Borromeo en 1578 cuando la veneró en Turín según las costumbres de los dignatarios del Templo.

Se destaca que los templarios custodiaron el Santo Sudario para que no cayese en manos de los herejes de oriente (diversas herejías) y de los de occidente (los cátaros) herejes gnósticos que negaban que Jesucristo fuese verdadero hombre.

Los Templarios guardaban la santa reliquia en una urna especial que solo permitía ver el rostro.

La reliquia "era el mejor antídoto en contra de todas las herejías" pues se podía "ver, tocar y besar" el propio paño manchado de sangre que envolvió a Nuestro Señor Jesucristo en su sepultura.
Es la prueba mas evidente de su Humanidad Santísima y la veracidad de Su Pasión y Muerte. El diario "The Times" de Londres así como el diario "The Telegraph" recuerdan que la reliquia, "despareció"para reaparecer en fechas cercanas a los templarios el Lirey, Francia, el año 1353

Ella formaba parte del proceso templario Geoffroy de Charney, quemado junto al Gran Maestre de la Orden Jacques de Molay.
Desde entonces muchas imposturas han circulado en referencia a falsas continuidades de la Orden del Templo, con ritos e iniciaciones exagerados y sin autenticidad. El auge de esos maliciosas y novelescas relatos encuentran su máxima expresión en el malintencionado libro "El Codigo da Vinci" desprovisto de toda seriedad. En 2003 la Dra. Frale descubrió El Pergamino de Chinon. El documento prueba que el Papa Clemente V exonero de todas las acusaciones a los Templarios. Por estas acusaciones ellos fueron dispersos y sus bienes apropiados indebidamente.

El “Pergamino de Chinon”, que contiene la absolución de Clemente V al último Gran Maestre del Temple, Jacques de Molay, y a los otros miembros de la Orden, afirmando textualmente que “los líderes templarios son reintegrados a la comunión y a poder recibir los sacramentos”. Un demoledor documento donde el papa reconoce haber tomado una decisión ambigua, suspender a la Orden, al no poder hacer frente a la presión que recibía del Rey Felipe IV. Haciendo mención a que las declaraciones de herejía fueron arrancadas a los templarios bajo tortura, tachando de “chantaje” la actitud de la monarquía francesa.

La reliquia fue adquirida por la dinastía de Saboya en el siglo XVI. En el Siglo XX fue objeto de minuciosos análisis científicos que produjeron un impresionante volumen de datos que abalan su autenticidad

Barbara Frale plasma en su libro un punto de vista histórico-arqueológico. Ella no se adentra en cuestionamientos de orden teológico . Mas su trabajo suscita preguntas de mucha relevancia para el siglo XXI.

La única continuidad genuina de los Templarios fue La Orden de Cristo, fundada el 14 de marzo de 1319, a pedido del Rey Don Dinitz de Portugal, por bula del papa Juan XXII

La nueva orden acogió a los últimos Templarios. Y algunos de los que descubrieron Brasil llevaban la insignia de La orden de Cristo, estableciendo entre el país y los eventos que ahora son revelados.

Fuente: CRUX ET GLADIUS

NOTA: El texto fue mejorado y corregido por el Centro de Estudios San Benito, por contener errores gramaticales y ortográficos- se corrigió además arrianos por gnósticos, puesto que los Cátaros nunca fueron arrianos como dice la traducción por error.

1 comentario:

  1. Señores centro de estudios San Benito, lamentablemente mi ortografia es malisima (y los correctores no son buenos), lo reconozco, pero independiente de eso me parece de pesimo gusto que no me lo haga saber por alguna via y que hagan escarnio publico de ello, me parece no se condice con las virtudes que se supone al igual que yo uds cultivan.
    Les agradeceria en una proxima oportunidad en que se les ocurra hacer lo mismo, a lo menos avisareme para rectificar el texto.
    Espero que el mismo sentido comun que no tuvieron con lo de la ortografia lo tengan ahora con esta notificacion,y no la publiquen. La misma si lo desdean me pueden responder al corrreo de mi blog (Catolico Romano anti sedevacantista).

    filoromussgmail.com

    ResponderEliminar