U.I.O.G.D.

UT IN OMNIBUS GLORIFICETUR DEUS (Santa Regla 57, 9)

Que Dios sea glorificado en todas las cosas



O LA VERDAD ES ENTERA O NO ES VERDAD

Páginas

martes, 21 de septiembre de 2010

PRIMICIA: DESDE HOY OFRECEREMOS UNA DE LAS MEJORES OBRAS DE DOCTRINA CATÓLICA EN ESPAÑOL

CURSO SUPERIOR DE RELIGIÓN

DOGMA – MORAL – CULTO
APOLOGÉTICA


Por el Pbro.
J. RAFAEL FARIA


NOVENA EDICIÓN


COLOMBIA - 1957

A MARÍA INMACULADA
Madre del Verbo
Amparo de la iglesia
Maestra y Guía del cristiano
dedica esta obra EL AUTOR


NIHIL OBSTAT
L. M. FAFIN
C. J. M.


Bogotae, die 19 decembris 1941
IMPRIMATUR
†ALOISSIUS ANDRADE VALDERRAMA
VIC. GEN.



PRIMER TRATADO PRELIMINAR
PARTE I — DE LA RELIGIÓN


1ª lección
CAPÍTULO I — NATURALEZA DE LA RELIGIÓN

1. Sentido y origen de la palabra religión

La palabra religión se puede tomar en
dos sentidos principales:

a) Como una ciencia que perfecciona nuestro entendimiento; así decimos que
la Religión es la más necesaria de las ciencias.

b) Como una virtud que perfecciona nuestra voluntad, como cuando decimos
que una persona es muy religiosa.


Tiene también otros sentidos. Significa: a) fe o Iglesia, (se convirtió a la religión católica); b) ciertas órdenes religiosas, (entró a la religión del Carmelo).

Nosotros en este Curso la vamos a considerar como ciencia que ilustra nuestra inteligencia y además al tratar de las virtudes, la estudiaremos como virtud.
Conviene además advertir que del conocimiento de la Religión nace la virtud de religión, porque no podemos amar, honrar y servir a Dios sin antes conocerle.
La palabra religiosa viene probablemente del verbo latino religare, que significa ligar, atar; pues la religión es el lazo que une al hombre con Dios mediante su amor y servicio.

2. Su definición

La Religión es la ciencia que nos enseña el conocimiento de Dios, de los deberes que nos ha impuesto, y los medios que nos llevan a Él.

1º Se dice que es la ciencia del conocimiento de Dios, porque este es el fin que la Religión se propone. Como la aritmética nos lleva al conocimiento de los números, así la religión al conocimiento de Dios.

La Religión enseña también cierto número de verdades que se refieren a Dios, y que por eso toman el nombre de verdades religiosas; p. e. la existencia de nuestra alma y de otra vida después de la muerte.

2º La Religión es la ciencia de los deberes que Dios nos ha impuesto, porque siendo Dios el Ser Supremo, y también nuestro Creador y último fin, nos ha impuesto ciertos deberes que tenemos la obligación de cumplir y que la Religión nos enseña.

De estos deberes unos miran directamente a Dios, otros al prójimo, y otros a nosotros mismos. Por ejemplo:

a) Para con Dios, tenemos el deber de adorarlo y servirlo.
b) Para con el prójimo, el deber de respetar su vida y sus bienes.
c) Para con nosotros mismos, el de procurar nuestra salvación.

3º Se agrega que la Religión es la ciencia de los medios que llevan a Dios, porque Dios se ha dignado manifestarnos ciertos medios muy a propósito para conducirnos a Él, medios que la Religión estudia; p. e. la oración, los sacramentos y las virtudes.

Dios en su bondad ha dispuesto que estos medios, al mismo tiempo que honran a Dios santifiquen nuestra alma. Por eso reciben el nombre de medios de santificación.

3º Elementos que encierra

La Religión encierra tres elementos: el dogma, la Moral y el Culto.

El Dogma comprende las verdades que debemos creer. La Moral, las obras que debemos practicar. Y el Culto, los medios con los cuales honramos a Dios y procuramos nuestra salvación.

Están compendiados principalmente: El Dogma en el Credo, la Moral en los Mandamientos, y el Culto en la oración y los sacramentos. Pertenecen también al Culto las diversas ceremonias de la Iglesia, que llevan el nombre de Liturgia.

El Dogma es el elemento fundamental de la Religión. En efecto, sin conocer a Dios, a la Religión revelada por Él, y a la Iglesia fundada por Él, mal podemos obedecer sus mandamientos, ni aprovechar los medios de santificación que nos brinda.

4º Facultades que perfecciona — Su fin

En el hombre hay tres facultades principales:

1ª La facultad de conocer, o sea el entendimiento. Así, el entendimiento comprende que es bueno y necesario honrar a Dios.

2ª La facultad de querer y obrar, que es la voluntad. Así, una vez que conozco que es bueno honrar a Dios, me resuelvo a hacerlo. — Se dice facultad de querer y obrar, porque cuando queremos una cosa, nos movemos a hacerla.

3ª La facultad de sentir, o sea el corazón. Mediante ella amamos o aborrecemos, nos alegramos o entristecemos, y experimentamos todos los demás sentimientos.

La Religión perfecciona todas estas tres facultades; y de esta suerte, eleva y perfecciona al hombre entero.

El Dogma perfecciona el entendimiento, enseñándole las verdades que debe conocer y creer.

La Moral perfecciona la voluntad, enseñándole lo que debe hacer y lo que debe evitar para salvarse.

El Culto perfecciona a la vez la voluntad y el corazón.

a) La voluntad, en cuanto la fortalece, mediante la gracia, la oración y los sacramentos.
b) El corazón, en cuanto mediante las sagradas imágenes, el canto, la predicación y todas las ceremonias sagradas, hace nacer en él sentimientos de religiosidad y de piedad.

En la Religión podemos distinguir un doble fin: a) Su fin próximo, que es el conocimiento, amor y servicio de Dios en esta vida. b) Y su fin remoto, que es el procurarnos la posesión de Dios en el cielo.