U.I.O.G.D.

UT IN OMNIBUS GLORIFICETUR DEUS (Santa Regla 57, 9)

Que Dios sea glorificado en todas las cosas



O LA VERDAD ES ENTERA O NO ES VERDAD

Páginas

jueves, 6 de enero de 2011

Respuestas a las objeciones contra la posición católica sedevacantista 2ª Objeción



Desde http://www.vaticanocatolico.com/

2ª Objeción: ¿Cuál es su autoridad para hacer estos juicios? El uso de afirmaciones dogmáticas es una interpretación privada.



Respuesta: La autoridad que un católico tiene para determinar que los herejes no son miembros de la Iglesia es el dogma católico, que nos enseña que aquellos que se aparten de la fe serán considerados fuera de la Iglesia.


Papa León XIII, Satis Cognitum (# 17), 29 de junio de 1896:
“Tal ha sido constantemente la costumbre de la Iglesia, apoyada por el juicio unánime de los Santos Padres, que siempre han mirado como excluido de la comunión católica Y FUERA DE LA IGLESIA A CUALQUIERA QUE SE SEPARE EN LO MÁS MÍNIMO DE LA DOCTRINA ENSEÑADA POR EL MAGISTERIO AUTÉNTICO.” (7)

Por otra parte, el afirmar que aquellos que se adhieren a este dogma católico y están participando en la interpretación privada, como dice esta objeción, es afirmar precisamente lo que condenó el Papa San Pío X en su Decreto sobre los errores del Modernismo.



Papa San Pío X, Lamentabile, Decreto sobre los errores del Modernismo, 3 de julio de 1907, #22:
Los dogmas que la Iglesia presenta como revelados no son verdades venidas del Cielo, sino sólo una interpretación de hechos religiosos que la mente humana se ha proporcionado por medio de un esfuerzo laborioso.” - Condenado (8)

Papa Pío X, Lamentabile, Decreto sobre los errores del Modernismo, 3 de julio de 1907, #54:
Los dogmas, los Sacramentos, la Jerarquía, tanto en lo que se refiere a su concepto como a su realidad, no son más que interpretaciones y evoluciones de la mente cristiana, que hicieron crecer y perfeccionaron con añadiduras exteriores, el germen diminuto latente en el Evangelio.” - Condenado (9)

Nótese que está condenada la idea de que los dogmas son interpretaciones. Pero eso es exactamente lo que afirma esta objeción, ya si lo quieran admitirlo o no. Están diciendo que al aplicar la verdad de un dogma es una «interpretación privada». Además esta objeción es refutada aún más por el hecho de que, en su Decreto sobre el sacramento del Orden, el Concilio de Trento declaró solemnemente que los cánones dogmáticos son para el uso de todos los fieles.



Papa Pío IV, Concilio de Trento, sesión 23, cap. 4:
“Estos son los puntos que ha parecido al sagrado Concilio enseñar generalmente a los fieles cristianos sobre el sacramento del Orden; resolviendo al mismo tiempo condenar la doctrina contraria a ellos, en propios y determinados cánones, del modo que se va a exponer, para que siguiendo todos, con el auxilio de Jesucristo, esta regla de fe, puedan entre las tinieblas de tantos errores, conocer fácilmente las verdades católicas, y conservarlas.” (10)

La palabra «canon» (en griego: kanon) es una caña, y una vara recta, una vara de medir, algo que sirve para determinar, gobernar o medir. ¡El Concilio de Trento está declarando infaliblemente que sus cánones son varas de medir para «todos», para que usando estas reglas de fe, puedan entre las tinieblas, conocer y defender fácilmente la verdad! Esta declaración importante da un golpe muy fuerte al reclamo de los que dicen que el usar los dogmas para demostrar los puntos es una «interpretación privada». El dogma católico es la autoridad de todos los que aceptan estas conclusiones correctas.



Papa Gregorio XVI, Mirari Vos (# 7), 15 de ago. de 1832:
“…nada debe quitarse de cuanto ha sido definido, nada mudarse, nada añadirse, sino que debe conservarse puro tanto en la palabra como en el sentido.” (11)


NOTAS


7 The Papal Encyclicals, «Las Encíclicas Papales», edición inglesa, por Claudia Carlen, Raleigh: The Pierian Press, 1990, Vol. 2 (1878-1903), p. 393.
8 Denzinger 2022.
9 Denzinger 2054.
10 Denzinger 960.
11 «Las Encíclicas Papales», edición inglesa, Vol. 1 (1740-1878), p. 236.

No hay comentarios:

Publicar un comentario