U.I.O.G.D.

UT IN OMNIBUS GLORIFICETUR DEUS (Santa Regla 57, 9)

Que Dios sea glorificado en todas las cosas



O LA VERDAD ES ENTERA O NO ES VERDAD

Páginas

martes, 12 de abril de 2011

¿DESEMPEÑAN CIERTOS SUPERIORES DE LA HERMANDAD SACERDOTAL DE SAN PIÓ X; EN FRANCIA, EL PAPEL DE CABALLO DE TROYA EN FAVOR DE LA "IGLESIA CONCILIAR” Y DE LA MASONERÍA?

Publicamos este artículo del Teólogo Johannes Rothkranz sobre la infiltración (liberal-masónica) en la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. Esperamos que sirva para esclarecer a aquellas simples y bien intencionadas almas que aún albergan en sus filas esperanzas de estar en una definición católica correcta.., que a todas luces no lo es.


Los textos en negrita y subrayados son nuestros.

REVELACIONES

Mag. Theol. Johannes ROTHKRANZ
En   KYRIE ELElSON,    27Jahr. 1998, 1, Jan.- Marz (pp.63-82)


Prólogo de Rothkranz.-

La posición de la Hermandad Sacerdotal de San Pío X respecto de la Sedevacancia,  se hace cada día más insostenible. No obstante, res­pecto de la cuestión, no se trata, en absoluto, oficialmente entre los Sacerdotes de la Hermandad. Esto parece tanto más grave, cuanto que van tomando cuerpo indicios, que infunden la sospecha de que la "postura" de la Hermandad Sacerdotal, en este punto decisivo, está teledirigida por los enemigos jurados de Cristo y de su sola verda­dera Iglesia.
De antemano, aparece claro lo siguiente: Quien todavía, en la actualidad,  sigue afirmando de sí (y de su seguidor) que está en co­munión ("una cum") con el seudopapa K.W. [Karol Wojtyła], masónicamente dirigido y se esfuerza, ahora como antes, por llegar a una unión con Roma, des­empeña, objetivamánte, el papel de Sión y de las logias. Sin embar­go, en vista de las claras pruebas teológicas que corroboran la exis­tencia de la Vacancia de la Santa Sede, muchos sacerdotes de la Hermandad (uno de ellos me lo notificó, incluso por escrito) ya no comparten ese perverso juego seudo papal,  si no fueran obligados a ello por sus superiores.
Por qué esos Superiores intentan sofocar, a fuerza bruta, todo movimiento sedevacantista, entre sus sacerdotes, puede tener varias causas,  sobre algunas de las cuales,  se ha escrito ya en esta publi­cación. Una posible causa fue ya expuesta; no obstante, a falta de pruebas contundentes,  se ha debilitado. Se trataba del influjo o, incluso, de un manejo secreto masónico de la Hermandad desde la cúpu­la. La simple mención de este punto excitó, a la sazón, un sobresal­to general del público...
Tampoco, en esta ocasión, es posible acusar a ningún miembro directivo de la Hermandad, en concreto, de pertenecer a una Logia; sin embargo,  son contundentes, ciertas informaciones seguras sobre algo muy concreto: la escandalosa manera de comportamientos amigables con las logias de dos miembros de la Hermandad Sacerdotal, del dis­trito francés.
En esta ocasión, estas informaciones son fidedignas, por proce­der de mi informador personal, incondicional y fidedigno, que me ha ratificado, varias veces y de manera precisa, de que cada detalle mencionado corresponde exactamente a la realidad.
La siguiente documentada carta apareció en el núm. 94 (Oct. 1984) Del "BULLETIN DE L 'OCCIDENT CHRETIEN"
El editor francés de esta carta abierta ha manifestado, expre­samente, que él, aún hoy, se atiene a cada una de las líneas de la susodicha carta y no revoca ni una sola de sus palabras.


CARTA ABIERTA AL Rev. PADRE AULAGNIER,  SUPERIOR DE DISTRITO DE LA HERMANDAD SACERDOTAL DE SAN PIÓ X en FRANCIA.

Comienza citando a Amós, 5,15 y Sab. 8, 13.

Rev. Padre: Vd. podrá afirmar e, incluso, podrá hacer creer que está de parte de la Verdad; pero, en realidad,  se le debe reconocer por el grado de aversión que siente por el error; y, asimismo, se debería añadir, por la manera, en que Vd. detesta a los partidarios del error, o no.
Tras la última aparición del último núm. del B O C, que contenía los estudios sobre la ORGANISATION CHRETIENTE-SOLIDARITE,  se prestó Vd. amablemente a aceptar mi invitación.
De lo que entonces comentamos, me parece muy importante y graví­simo para el último reducto de los católicos. Este último reducto o grupo de Tradicionalistas (100.000?)  es la herencia de siglos de fe, una herencia que agradecemos a nuestros padres.
Todas las fuerzas del infierno y sus huestes trabajan, con el fin de sumergir en el error a este último reducto. Sus métodos son múltiples: falsas apariciones (Medjugorje, Dozulé, Espis, Le Frechoux, San Damiano, etc.), callejones sin salida, doctrinas erróneas, sutilmente encubiertas, persecuciones, pasiones promovidas, otras pruebas; da tal manera, que se puede decir que los auténticos católi­cos van disminuyendo, en lugar de aumentar.
Como Superior de Distrito de la H.S.S.Pío X, tiene Vd., dentro de la misma, una posición elevada, una posición, cuya importancia con la muerte de los sacerdotes diocesanos viejos, que aún quedaban, cre­ce, de año en año. Vd., por tanto, entiende por qué nosotros, los católicos laicos, seguimos, con la mayor atención vuestros proyectos e iniciativas.
En el transcurso de nuestra conversación, me hizo Vd. participa de algunas valoraciones, que me parecieron decisivas:
a) Vd., en primer lugar, me aseguró de su adhesión al texto de nuestro estudio sobre la "CHRETIENTE-SOLIDARITE", y sobre lo cual, me aclaró, por añadidura, que Vd. había advertido a los sacerdotes de vuestro Distrito acerca de esa Organización y me recordó que ha­bía sido delante de todos Dom Gérard, que había procurado el éxito de Romain Marie.
b) Vd. me dijo que compartía nuestra opinión sobre Madirán y sobre Michel de Saint Piérre. (Nota del Editor: Jean Madirán, Editor y Redactor Jefe del periódico conservador PRESENT, así como de ITINERAIRES, sostiene férreamente la legitimidad de W.[Karol Wojtyła] y exige a pesar de todas las críticas contra él y la Iglesia, conciliar-obediencia al Sto. Padre. M. es, muy probablemente de ascendencia judía y, tal vez, de fidelidad.)    (Sobre M. de S. Piérre: Es muy probablemente marrano. Autor contado entre los de confianza de los seguidores de Mons. Léfebvre.)
c) Vd. Me aclaró, posteriormente, que Dom Gérard era el hombre que habría de reconducir a los fieles de la Tradición a J.P.II, así como sus reservas respecto del mismo.
d) Por último, la conversación recayó sobre Gustavo THIBON. (No­ta de J. Rothkranz: "Filósofo, que, en apariencia,  se ofrece como un fiel tradicional, y, por desgracia, ejerce un enorme influjo entre los aún verdaderos católicos de Francia). Me dijo Vd. que era gnósti­co;  que no era practicante y que no creía ni en la Encarnación ni en la resurrección de Cristo.
Sobre este extremo, quise cerciorarme por mí mismo. Después de, haber leído su libro: ENTRETIENS AVEC CHRISTIAN CHABANIS,  encontré confirmadas vuestras declaraciones. Visité al Sr. Thibon,  en St. Marcel d 'Ardeche, con el fin de recabar de él una aclaración. Después de una hora de charla,  sus declaraciones rebasaron todo lo imagina­ble. No sólo no cree en la Resurrección, pero, ni siquiera cree en los milagros, ni en el Espíritu Santo, ni en el Antiguo Testamento, ni en el juicio personal, tras la resurrección de los muertos.
Se ha construido su propio sistema, en el que incluye un dios a su medida. Todo lo demás queda en la sombra del escepticismo. Real­mente, es un discípulo de la Gnosis. Venera, en alto grado, a Guénon.  (Aclaración de J. Rothkranz: Masón del grado 33...de la rama es­piritual satánico-gnóstica de la Masonería.)
Es horroroso observar que se permita considerarlo como filósofo católico y que Vd. nada me dijera al respecto.
Tras estos puntos de conversación, que me animaron, al consta­tar que éramos de la misma opinión, le manifesté a Vd. mi sorpresa por su doble lenguaje, discrepante en público y en privado. ¿Cómo pueden discrepar tanto, una conversación pública de una privada? ¿Cuál es, pues, la verdadera   versión?
Vd se ha hecho responsable de lo que dice. La confabulación le rebasa y no la puede controlar... Acto seguido os rogué que me conta­ra algo sobre el CLUB DE LOS HOMBRES LIBRES, en el cual, Vd. tuvo una conferencia. Vuestra reacción a mi demanda fue más expresiva que lo que Vd. dijo. Durante 10 minutos Vd. estuvo muy excitado y repi­tió cuatro veces. ¿De quién ha Sabido eso? Le repliqué que eso era asunto mío. Entonces, durante 20 minutos, Vd. intentó persuadirme que no me precipitara, en mi juicio temerario, ni sacar conclusiones, y repitió varias veces: "Yo no soy masón", a pesar de que yo no le había hecho ninguna pregunta al respecto. Esa reacción me impresionó mucho.
Según su declaración, muy densa, EL CLUB DE LOS HOMBRES LIBRES, fue fundado después de la gran Guerra de 1945, en Versalles, por los petainistas y por los partidarios de la resistencia, para los cuales, la defensa de las ideas de los derechos era un deseo.
Este Club se reúne una vez al mes, para debatir diversos temas alternativos.
Lo que tal vez no sabrán es que ese Club es la antesala de otros grupos esotéricos, que hacen pensar en aquellos que reunía el Barón de Holbach, amigo de Voltaire y de los Enciclpedistas... ¿Los amigos de la libertad? 0, empleando una expresión de Madirán ¿Los ma­tones en la sombra?"
A dichos grupos pertenecen, o han pertenecido, J. Madirán, Luis Salieron, el Abate Luc Léfevre, Gustav Thibon,  el Almirante Auplan... Michel de Saint Piérre, así como otros más, que conocemos y cuyos nombres daremos a conocer, tan pronto como sea útil. Pues,  "nada hay oculto... (Mat. 10,26)”.
Esto es, probablemente, lo que explica muchas de las transfor­maciones,  en el campo de los derechos tradicionalistas, desde hace 20 años.
Nuestra atención había sido ya suscitada por la declaración de Alec Mallor, que, en uno de sus libros, dijo que muchos masones, de acuerdo con un adiestramiento en las logias,  se habían adherido y-alis­tado, sin el menor complejo, en las filas tradicionalistas.
El Ab. Henri MOURAUX me contó que, encontrándose, de paso, en San Nicolás, se le había auto presentado un señor como Maestro de sede de una Logia. Por otro lado, un amigo, durante una sesión en una gran ciudad francesa, nos dijo que sus hermanos, algunos de los cuales, eran masones, le hacían objeto de mofa y le decían: "VUES­TRO TRABAJO ES INÚTIL, PUES, HAY MUCHOS MASONES EN LA CÚPULA DE LOS GRUPOS TRADICIONALISTAS."
En transcurso de nuestra conversación, se llegó a tocar tam­bién el tema de la HERMANDAD SACERDOTAL SAN PIÓ X. Yo le manifesté mi desencanto sobre el hecho de que para Vds., en la oposición a Juan Pablo II, que, precisamente, es tan importante como la que hu­bo a la ejercida contra Pablo VI, no la ejercen cual se debe.
Acto seguido, le manifesté que me daba la sensación de que la HERMANDAD no tuviera otro vínculo más propio; ni la Verdad, ni la Misa, ni el Concilio, ni la Doctrina tradicional, sino únicamente con Mons. Léfebvre, como si todo se fuera á desplomar, cuando él llegara a faltar.
¿No han perdido Vds. la mitad de los sacerdotes de la primera generación? Expresé mi temor de que nosotros, los laicos,  seríamos las víctimas. Ya lo fuimos en 1958, por parte de obispos y sacerdo­tes y la misma escena parece repetirse hoy.
Con demasiada frecuencia, tropezamos, entre los sacerdotes de hoy, con aquellos que conocimos bajo Pío XII: ninguna solidez en la doctrina de la Fe; ningún gusto por la lucha; ningún recelo del ene­migo; una profunda mediocridad en la vida espiritual.., y pavor a la verdad y a los hechos reales... pocas conversiones serias, y una per­manente postura de ataque contra aquellos que desean permanecer fir­mes.
Es cierto que existen algunos de una bizarría notable y algún esfuerzo en el sector docente; pero, tras de esa fachada, no se en­cuentra ni la enseñanza, ni la conducta espiritual de los santos.
Se podría decir que Vds. tiene como única política no tener ninguna sólo la de capear los acontecimientos. Vd. me echó en cara "anticlericalismo"......
Hace poco nos advirtió Ploncard d'Assac, en una de sus últimas cartas circulares, de que el Gran Oriente   había decidido banalizar el Nazismo y enaltecer las Fuerzas de la Extrema- Derecha.- ¿No cree Vd. que, en este momento, deberían darse la cordura y la vigilancia?
Ya, en lo que es propio de los clérigos, se nos dio, una vez, escándalo,  en especial, por la manera,  en que ellos manejan los do­nativos, que se les entrega. Se puede decir que muchos tienen una idea liberal,  incluso revolucionaria de la propiedad; administran y hacen con los donativos de los fieles los que les viene en ganas.
Recibimos más de 200 cartas desesperanzadoras de familias, que solicitaban becas, para dar una formación cristiana a sus hijos... ¿Es que no se da una prelación en las obras del amor al prójimo?...
Y Vd. nos acusa de ser anticlericales! Lo seremos,  incluso más, al ver cómo trabajan en favorecer a LE PEN (Nota de J. Rothkranz: LE PEN es el Caballo de Troya de los masones,  en la cúpula de la Ex­trema Derecha francesa)  que celebran la Misa en la fiesta de los BLAU-WEISZ-ROTEN (nota de J. Roth.: Asimismo, LE PEN, emplea en su emblemas esos colores nacionales de la desacreditada, cruenta, an­ticristiana Revolución francesa), después de haber estado bailando, durante toda la noche.   ...
Vd. omite recordar esto que se debe temer más en aquellos que matan las almas, que los que matan el cuerpo. Vd. dispensa una seguri­dad moral al comportamiento de éste, que implica a nuestra inexperta juventud en una falsa lucha. Nosotros somos anticlericales, en nom­bre de muchos clérigos: Card. Pie, Mons. Delassus, Mons Segur....Y nosotros, incluso, atacamos vuestro anticlericalismo. ¿Qué se les ha perdido a Vds en esa equívoca organización de LE PEN?
¿Cómo, pues, montar guardia en la salvación de las almas, así como en favor del Reinado social de Cristo? ¿Es que no tienen Vds. nada mejor que hacer? ¿No os basta la defensa de lo sagrado, de la Verdad, que se os ha encomendado?
¿Qué pues, deberla ocultar Vd. a vuestra sotana, en el escaño parlamentario, al secundar a LE PEN, contra aquellos, cuya opinión Vd. comparte en privado? ¿Ha olvidado Vd. que, en la Cristiandad, hay dos espadas, la espiritual y la mundana....?
¿Ha olvidado Vd. que la única misión de la Autoridad clerical, en el orden temporal, se limita a la doctrina de la fe (cosa que Vds., en general, no hacen) y no dedicarse a complacer a los detenta­dores del poder...?
Vd. llama a este dejar hacer "habilidad inteligente". Dios se reserva el derecho de extirpar la cizaña de raíz. ¿Quiénes son sus verdaderos amigos: los que se encaran con Vd. un poco fuerte, o los que os implican en una lucha funesta? Para terminar os recomiendo este axioma ["No quieras reprender al mofador, para que no te aborrezca"]( Prov. 9,8).

De Saint Hilaire. Fiesta de San Remigio, Apóstol de los franceses.)

COMENTARIO A LA CARTA DEL DOCTOR JOHANNES ROTHKRANZ

.....El P. Aulagnier fue, primeramente, director de la publica­ción francesa de la HERMANDAD SACERDOTAL SAN PIÓ X "FIDELITER;  lue­go fue Superior de Distrito e, incluso, primer Asistente del Superior General; actualmente, es el segundo Asistente del Superior General y, pertenece, por ello, a la troica directiva de la HERMANDAD.

Todo esto podría pasar,  si… pero, de esto, no se puede, por desgracia tratar.
El P. Aulagnier mantiene, aún hoy, contacto con el público que se reconvierte a la Iglesia conciliar, con el tránsfuga Dom Gerard, respecto del cual, él,  en 1984,  se mostraba reservado...
En 1985, apareció,  en una publicación católico-tradicional "Edition Sainte Jeanne d'Arc., una nueva edición del famoso libro "Etudes sur la Revolutión" de P. Cloriviére, que ofrece el mejor análisis, por parte católica, de la Declaración anticristiana de los Derechos Humanos. El P. Aulagnier, entonces, ya, de nuevo, Director de FIDELI­TER, reclamó un ejemplar crítico de la misma, y ofreció, un año más tarde una nueva edición de ese libro, pero, con recortes, sin comen­tarios, y detraídas aquellas 40 páginas, en que el P. Cloriviére había establecido las condiciones para una restauración duradera de una Sociedad verdaderamente católica en Francia.
En 1988, hizo la recensión del libro del P. Daniel Le Roux: Piérre m'aimes-tu?" Originalmente, y con la aquiescencia de Mons. Léfebvre, cada capítulo, terminaba, invariablemente, con esta pregunta: "¿Pero, puede esta gente ser sucesor de Pedro?"... Esto se eliminó, en la edición definitiva, gracias al P. Aulagnier. El P. Roux, que está ahora en el Canadá, ha caído en una depresión.
Fue, también, el P. Aulagnier el que se negó, rotundamente, a publicar en FIDELITER, un libro que ponía al descubierto a la Socie­dad de masones, al que precedía un prólogo dedicado a Mons Léfebvre. El libro EL DECÁLOGO DE SATANÁS, tuvo que ser publicado en offset en otra editorial.
Sacada la cuenta, el P. Aulagnier es el principal responsable de que la TRADICIÓN CATÓLICA,  en Francia, haya perdido considerable es­píritu de lucha. El, sobre todo, ha reactivado a los liberales y ha paralizado a los antiliberales.
El P. Aulagnier fue el responsable principal, que sacó de la Her­mandad, a los tres pp. Belmont, Guépin y Seuillot, por el solo moti­vo de inclinarse al Sedevacantismo.
Asimismo, la situación eclesiástica espiritual de los colegios de la H.S., en Francia, se ha maleado significativamente bajo su égi­da. Los alumnos son educados en un espíritu liberal; hay pocas vocaciones muchos, acabado el bachillerato, dejan de ser practicantes.
El P. Aulagnier no ha hecho una iglesia de catacumbas, en Fran­cia, sino, al contrario, una iglesia de palacios. Esto, echando a un lado realidades que se pierden de vista, de que la abierta persecu­ción cristiana se aproxima, a grandes pasos, por medio de un poder ca­si todo poderoso estatal-mundial.
Una gran parte de la situación de inmovilidad de la Fraternidad, en Francia, ha sido introducida en su nombre.
El gobierno de izquierdas, bajo el influjo de la masonería ha promulgado una ley, en que se prescribe que las herencias sólo se pueden realizar a nombre de personas físicas. Consiguientemente, todas las fincas y casas, dejadas o legadas a la H.S., deben registrarse sólo a nombre de personas físicas deter­minadas. Esto significa,  indudablemente, que el P. Aulagnier, en ca­so de conflicto, posee una importante prenda (o baza) ante la HER­MANDAD. Si algún día abandonara la H., esta perdería, de sopetón, en muchos lugares, sus casas!
Así que no es posible alejarlo de su posición relevante en la Hermandad...
Tal vez, no se podrá cambiar de opinión, respecto de la Sede-vacancia,  sin su voluntad...
Cuando el P. Aulagnier, pocos años antes de ceder la dirección de FIDELITER,  ocupó su puesto el P. Gregoire Célier, que es el ac­tual director. También,  este presenta toda una serie de indicios de que su lealtad, en todo caso, no es aplicable a la incansable de­fensiva del batallón liquidado de la Santa Iglesia contra la Sina­goga de Satanás.
Célier se autopresenta, desde hace algún tiempo, en cada nuevo Catálogo de libros, publicado por él  "FRANCE LIVRES-CLOVIS". Y su foto (que se ve en la pág. 76 de este núm. de K= E.) muestra dos peculiaridades.
1) Su pose conscientemente elegida -es evidente- es una de las señales de la Logia, usada frecuentemente en la prensa dirigida. La prueba de esto se encuentra en mi libro ilustrado en diagonal: SIG­NOS MASÓNICOS EN LA PRENSA.........
2) El edificio, que aparece detrás de su fotografía, no es, precisamente, la iglesia parisina, administrada por la H. S., o San Nicolás de Chardonnier, o algún otro edificio católico, sino la Sede del Senado francés, corporación, como se sabe, controlada por los masones, cuyo Presidente fue, durante muchos años, ALAIN POHER, masón del grado 33 (y varias veces, presidente interi­no de la República francesa).
Célier mantiene estrechos contactos con una serie de figuras muy sospechosas. El no tiene ninguna vinculación directa, ciertamente, con el profesor Jean BORELLA, docente de la Universidad de Nancy II, gnóstico acreditado y partidario de la doctrina esotérico-satánica del grado 33 Rene GUENON.
Borella, a pesar de su posición, ha logrado penetrar en muchos sitios, en los medios tradicionalistas. Aparecieron dos artículos del mismo, en los núms. 1 y 2 del periódico "VU DE HAUT", del Ins­tituto Universitario de la H.S. de S. Pío X, en París.
Además, El Editorial de FIDELITER, dirigida, entonces, por el P. Aulagnier, lo publicó como su libro preferido. Era una novela pa­ra niños con el título "Quete de Raphael", que contenía la leyenda gnóstica-satánica como tema! Escribía el Prólogo Borella y ese prólogo no era otra cosa que el grito de triunfo de un activista de la Sinagoga de Satanás!
J. Borella inoculó, en su día, una doctrina de Rene Guénon a un seminarista, de nombre Alain LESCHENNE, en Econe, que, posterior­mente, fue Prior en Dijon, antes de que emigrara, definitivamente, a la Hermandad de San Pedro. También este perteneció, antes de su par­tida, a los amigos particulares del Padre Célier.
Estrechos, hasta hoy en día, son los vínculos que el P. Célier mantiene con Yves GHIRON, uno de los seguidores de los gnósticos Borella y de Guénon. Hasta que él fue desenmascarado, públicamente, en los círculos tradicionalistas, entre los que era reputado, fue, bajo su verdadero nombre de GHIRON, el editor de una colección, en la Edi­torial esotérico-ocultista-masónica "PARDES"...
A partir de la "conversión" de este, el P. Célier es enconado ad­versario de todos los que combaten la Gnosis masónica; en especial, de aquellos que pertenecen a la escuela del benemérito, ya fallecido, Jean VAQUIE, así como de Etienne GOUVERT.
En 1993, publicó un folleto, con el irónico título: "LA ESCUELA DEL CUADERNO BARRUEL: EL FUTURO DE UNA ILUSIÓN.", contra el Boletín fundado por Vaquié y Gouvert: Boletín de la Sociedad Agustín Barruel.
El Copyright del folleto susodicho que, al menos,  indirectamen­te, defiende a la anticristiana Gnosis de "Editions GRICHA, justamen­te, como luego, la de todos los libros de la Editorial   FIDELITER... y la explicación de ese nombre (GRICHA), se suministra en la ta­pa del mismo folleto. En el impreso consta un dibujo de un gato con el lomo encrespado, encuadrado en una leyenda que dice: "La nuit tous les chats son gris".   De ahí GRICHA. El honorable padre, pues, sabe y conoce perfectamente su significado.
El eventual control de sus de sus ambiguos contactos, por medio de sus superiores, sabe evadirse hábilmente el P. Célier, al señalar, en todos sus folletos como dirección meramente suya: Of. Postal en París...
El celebrado apoderamiento de la iglesia parisina de S. Nicolás de Chardonnet tiene, por lo demás, un reverso, aún poco conocido. El hecho de que el edificio no haya sido devuelto, hace ya años,  se debe-, especialmente, a, la postura de Madame Bernardette CHIRAC, o sea, la esposa del antiguo Alcalde de París y actual Presidente de Estado, del masón empedernido Jacques CHIRAC.
La colaboración seudopapista con la Iglesia, conciliar, goberna­da por el enemigo, tiene,  pues, su precio.
Aun cuando se puede salir de esta situación,  -partiendo de la ba­se de que la mayor parte de los padres de la, H.S.S. PlO X,  se compone de almas sinceras y que sinceramente desean servir a la Iglesia, los documentos mostrados indican, que son demasiado débiles para empren­der esa empresa. No se puede resistir a la infiltración del enemigo, en sus propias filas, incluso en los rangos superiores.


Agradecemos a un sacerdote amigo que nos haya facilitado el presente artículo. Deo gratias.